lunes, 31 de agosto de 2009

Lo que me encantaría decirte en la cara (pero no puedo hacerlo porque me desarmo cuando te veo)

Y acá estoy. Después de mucho tiempo, encontré un poco de tiempo libre como para sacarme el peso que tengo sobre la espalda. Seguramente, todo esto que viene a continuación, sea lo que jamás vaya a decirte. Simplemente porque no tengo las pelotas suficientes y porque cuando te tengo frente a mi, tus ojos me convierten en un pelotudo mayúsculo y me desarman como el mas infeliz de los enamorados. Que se yo, como sea que fuera, no podría decírtelo nunca. Por ahí algún día me hinche tanto las pelotas de todo que te lo escupa en un mail frío e impersonal, pero no en la cara. No tengo idea. Por el momento, me descargo acá.
Cuando nos volvimos a ver, sabía donde me estaba metiendo y no me importó demasiado, porque no tenía en mente todo lo que me iba a pasar después. Así que reclamos sobre tu estado civil no voy a hacerte. O al menos no del modo en que quisiera. Sabía que venías con compañía pero no me importó. Quizás porque pensé que esto terminaría en dos o tres jornadas de cama y no mas. Pero todo el chistecito de amigos-amantes se fue de las manos (creo que para ambos, según tus palabras). Se fue de las manos para el carajo. Y la verdad es que no tengo demasiadas ganas de ser el que ocupa el banco de suplentes y está siempre al pie acudiendo a tus llamados. Insisto, no viene de reclamo acerca de tu estado civil. Solo que si todo se hubiese mantenido sobre los límites de un colchón y nuestra pseudo relación no hubiese sido mas que la de un garche eventual, placentero y en esas condiciones, consentido, no estaría vaciando la mochila en este blog que nunca vas a leer. Si nunca se hubiesen mencionado palabras como “te quiero”, “te extraño”, “amor” y todo lo concerniente a algo mas que un garche, no estaría escribiendo esto, ni tantito así.
De repente una serie de sucesos fuera de lo que manteníamos, empezaron a empañar las cosas, a complicar todo, a desgastarnos. Traté hasta hoy, de echar mano a cuanto recurso precario tuviese cerca como para palear ese desgaste y seguir con ganas de verte, de buscarte, de pasarla de gusto y de, en cierto modo, estar juntos. Pero ya no tengo mas ganas…
Entiendo absolutamente todos los motivos que tengas para justificar tus comportamientos por demás incomprensibles, que se yo. Trato de ponerme en tu lugar y trato de entenderte. Pero no por ponerme en tu lugar voy a dejar de estar en el mío. Y la verdad es que me hinché las pelotas de todo. Me hinché las pelotas de ser el que espera, me hinché las pelotas de tus ciclotimias, me hinché las pelotas de tus ausencias, de tus silencios, simplemente me hinché las pelotas. No tengo ganas de garchar el lunes y de que desaparezcas el martes. No tengo ganas de que me digas “te quiero” el jueves y “no quiero verte mas” el viernes. No. Todo muy lindo, muy rico todo, pero paso. No voy a echar culpas ni nada. Si pasó lo que pasó, es porque alguien hizo y alguien dejó que hagan. Pero ya no dejo mas que hagas nada que no me haga bien, que no me guste, que no me cause placer. No voy a pretender que te vayas de donde estás. Que dejes a la persona con la que estás compartiendo tu vida. Pero si voy a pretender que no me tomes de pelotudo. Que no me subas a la calesita de tus estados de ánimo. Porque yo si se lo que quiero. Eso te incluye, pero no por eso voy a dejar que me tomes para el cachetazo. No se bien porque no me cansé antes, pero bueno. Quizás porque me gustás demasiado, quizás porque te quiero mucho y porque te conozco desde hace muchísimo tiempo, quizás porque me guste demasiado acostarme con vos, no se. Pero ya dejé de pasarla bien. Así que por el momento, me bajo.
Yo me bajo, pero en tu lugar, pensaría que es lo que mierda quiero para mi vida. No hablo de nosotros, ni de que en tus planes haya lugar para mi. Hablo de vos y de lo que te hace bien. Evidentemente si llegamos a donde llegamos, no estás en el lugar indicado ni con el tipo indicado. Evidentemente no es la persona con la que debieras compartir tu vida, aquella a la cual le dijiste que no hace mas que hacerte perder el tiempo. No creo que llegues demasiado lejos estando al lado de alguien al que le agradeciste no haberte embarazado nunca. No se…fijate. No hablo ni de idiota resentido ni de quinceañera despechada, nada mas lejos. Creo te di muestras que te quiero mas allá de todo el resto. Por eso te lo digo…Seguramente tu lugar no sea al lado mío, pero lejos está de serlo, al lado de quien estás.
Hoy te cierro y me cierro la ventana por la que te fuiste y por la cual volviste. Traté de creerte todo, o casi todo, lo que me dijiste. Quizás no mientas. Pero entonces, sos demasiado idiota como para actuar en contra de lo que te hace feliz. Y como me dijeron hace poco, a la gente idiota, mejor tenerla lejos. No se. Estoy bastante confundido por tus palabras y por tus comportamientos. No se si realmente sos la que habla, o si realmente sos la que hace. Porque verdaderamente son muy distintas una de otra.
Espero no volver a torcerme el brazo y darte lugar para nada como están las cosas. Espero poder comportarme sensatamente y no en contra de mi bienestar y darte un lugar solo en las condiciones que a mi me hagan bien. Lo dudo. Soy medio pelotudo. Espero encontrar el don del silencio y no desperdiciar mi tiempo escribiéndote sin sentido.
Te quiero.
Espero que puedas estar bien donde mierda sea.

viernes, 14 de agosto de 2009

Palabras de aliento

De: Neutro
Enviado el: martes, 11 de agosto de 2009 02:32 p.m.
Para: Desquiciada
Asunto: Re: Confieso que he pecado...

En que andás?
Hoy es el cumpleaños de una compa y acabo de comer como si fuese la última vez. Me quiero ir a dormir YA.

________________
From: Desquiciada
To: Neutro
Sent: Tuesday, August 11, 2009 2:48 PM
Subject: RE: Confieso que he pecado...

Yo me acosté a las 3.30. Me quiero ir a dormir desde que me levanté.
Y ahora entro a fumarme una reunión de 15 a 17. Sin palabras.

_________
De: Neutro
Enviado el: martes, 11 de agosto de 2009 02:51 p.m.
Para: Desquiciada
Asunto: Re: Confieso que he pecado...

Y bueno chiqui, si te gusta la saranda entresemana, bancate la resaca amatoria....JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA.
Bajón lo de la reunión....

________________
From: Desquiciada
To: Neutro
Sent: Tuesday, August 11, 2009 3:04 PM
Subject: RE: Confieso que he pecado...

Que fino...

_________
De: Neutro
Enviado el: martes, 11 de agosto de 2009 03:08 p.m.
Para: Desquiciada
Asunto: Re: Confieso que he pecado...

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA. Suponía que alguna acotación iba a caer. JAJAJAJAJAJAJAJA.

sábado, 8 de agosto de 2009

Con la frente marchita

Hace aproximadamente una semana Neutro me propuso volver a nuestro blog, el que él abandonó cuando yo abandoné el barco... Y ya sabrán lo que contesté.
Durante el año que pasó algunas cosas cambiaron y otras no tanto: vivo en el mismo lugar, trabajo en el mismo lugar, sigo siendo un tanto lunática, sigo odiando a los vendedores de zapatos, sigo sin tener un centavo, me recibí, empecé inglés, estoy aprendiendo a tocar la guitarra, conservo a mis amigas del alma, perdí a un amigo, sigo lejos de mi familia, continuo leyendo blogs, me metí en una historia con alguien, sigo leyendo libros varios y me sigo maileando con Neutro.
Y una vez más, acá estamos.